Sintomas que te muestran que padeces hiperglucemia

Síntomas que te muestran que padeces hiperglucemia

La hiperglucemia o nivel de azúcar alto en la sangre afecta a las personas con diabetes. Hay distintos factores que pueden contribuir a su aumento, como los alimentos, el deporte, las enfermedades, etc. Por eso es importante que conozcas los síntomas de la hiperglucemia, para que puedas tratarla a tiempo.

Síntomas de hiperglucemia: ¿cuáles son los principales?

La hipoglucemia, a diferencia de la hiperglucemia, tiene unos síntomas más definidos. Sin embargo, cuando tenemos la glucosa alta en la sangre no tendemos a darnos cuenta. Pero esto va a cambiar ahora, porque te hablaremos de los principales síntomas de la hiperglucemia para que puedas identificarla.

Los síntomas son más marcados cuando la glucosa se eleva. Por lo que podemos identificar una glucosa alta en sangre cuando supera los 180/200 mg/dL. Esto nos indica una hiperglucemia, así como síntomas asociados como:

  • Aumento de la sed
  • Incremento de las ganas de orinas
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia
  • Visión borrosa

Cuando los casos de glucosa alta son más avanzados o duran varios días, los síntomas tienden a ser peores. Por ejemplo:

  • Mal aliento con olor a fruta
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Deshidratación – boca seca
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad
  • Desorientación
  • Dolor abdominal

Es importante estar al tanto de estos síntomas para detectarlo lo antes posible. Porque hay personas que llevan muchos años con diabetes y los pasan por alto. Por eso necesitas medir la glucosa en sangre todos los días y estar al tanto de los síntomas, ya que conocerlos te ayudará identificarlos antes.

De no tratar la hiperglucemia a tiempo, podría desencadenar en una coma diabético. Asimismo, la hiperglucemia persistente puede causar complicaciones en el corazón, en los riñones, los nervios y en los ojos.

Lo mejor es que te acostumbres a hacer un seguimiento diario y que conozcas todos estos síntomas frecuentes, para así poder detectar cualquier posible problema o anomalía antes de que vaya a más.

¿Cómo actuar en estos casos?

Ante el mínimo síntoma lo que debes hacer es medir la glucosa en la sangre. Si los valores son normales puede que no sea nada; pero repite las mediciones si sigues estando mal. Si los valores son anormales, acude lo antes posible a tu médico.

También es importante que acudas al médico si tu nivel de azúcar en sangre es mayor a 240 mg/dL y si no eres capaz de mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro del rango normal.

Formas de prevenir la hiperglucemia

Para reducir la probabilidad de sufrir hiperglucemia, te recomendamos que eches un vistazo a los siguientes consejos:

  • Toma alimentos de bajo índice glucémico: para mitigar la aparición de una hiperglucemia, lo mejor es tomar alimentos que suben de manera lenta la glucosa. Es decir, leche baja en grasas, yogures, pepinos, acelgas, brócoli, pasta integral, avena, frutos secos como cacahuetes o nueces, aguacates, lentejas, manzanas, naranjas, mandarinas, etc. Son algunos ejemplos.
  • Distribuye los carbohidratos en 4 o 5 comidas: si tomas unos 250 gramos de carbohidratos, lo mejor es que dividas esa cantidad en al menos 4 o 5 comidas, para que las concentraciones de glucosa se controlen.
  • Evita los azúcares refinados: el consumo de estos azúcares puede dar lugar a una hiperglucemia. Por lo que debes evitar los alimentos que tienen más de 15 gramos de azúcar por cada 100 gramos de alimento. Es mejor que reemplaces el azúcar con edulcorantes.
  • Haz ejercicio: para tener unos niveles normales de glucosa en la sangre ayuda también hacer ejercicio. Por ejemplo, natación, zumba, spinning, máquinas, salir a caminar o a correr, etc. Eso sí, a una intensidad moderada, no es recomendable hacer ejercicio de alta intensidad.
  • Peso óptimo: bajar de peso y disminuir la grasa corporal es otra forma de reducir las papeletas de sufrir una hiperglucemia. Es mejor que te encuentres en tu peso.
  • Control del estrés: es muy importante que aprendas a manejar el estrés. Por lo que es mejor que aprendas a relajarte para llevarlo bien.

Estos son algunos de losprincipalesconsejos que te damos para evitar sufrir una hiperglucemia. Por lo que es importante que los conozcas y también tengas en cuenta los síntomas que te muestran que padeces hiperglucemia. Con esta información y haciendo un seguimiento diario, no tendrás por qué preocuparte.