Las cajas negras serán obligatorias en los coches para 2022

¿Sabías que las cajas negras serán obligatorias en los coches para el año 2022? Es uno de los cambios más importantes que entrarán en la Normativa, para que haya un registro de lo ocurrido en caso de accidente (al igual que en los trenes o aviones).

Cajas negras en los coches: nueva obligación para 2022

El pasado mes de marzo de 2019 el Parlamento Europeo inició una revisión del Reglamento General de Seguridad con el objetivo de que los vehículos nuevos (coches, camiones, autobuses y furgonetas) europeos vengan con ciertos sistemas de seguridad que serán obligatorios para el año 2022 y para los ya existentes en el año 2024.

Uno de los elementos de seguridad que veremos en los coches en los próximos años serán las cajas negras. ¿El objetivo? Monitorear y almacenar la velocidad, la ubicación, la forma de conducir y mucho más; siendo especialmente interesante en caso de accidente.

Conociendo el funcionamiento de las cajas negras…

Las cajas negras recogen todos los datos relacionados con los movimientos del vehículo, el estado de los sistemas de seguridad, la ubicación y la velocidad. Es una manera de comparar la información del límite de velocidad vigente y la velocidad de conducción real en caso de siniestro.

Hay que tener en cuenta que los datos recopilados por las cajas negras de los coches dependerá de la regulación de cada país y también de los nivele sde automatización de los propios coches, para tomar datos más o menos precisos. Si el coche viene con cámaras o radares será más avanzado.

Estas cajas negras están formadas de un hardware de memoria para guardar los datos (un chip de memoria flash tipo eMMC, UFS, SD…), un sistema operativo (la Interfaz habitualmente basada en RTOS o Linux) y un software de sistema de archivos para guardar los datos en un formato estándar.

Además, las cajas negras de los coches serán de acero resistente para que no se destruyan en caso de siniestro.

¿Cuándo se activarán las cajas negras de los coches?

Los sensores del vehículo deben detectar que se ha producido un accidente. En ese momento el S.O le indicará al sistema de archivos que empiece a recopilar los datos en un determinado formato. Luego, el investigador podrá conectar el dispositivo a un portátil para ver los datos almacenados.

Las cajas negras podrán registrar los datos de los accidentes y recopilar la información antes y después de que se despliegue el airbag. De esta forma se podrá saber qué ocurrió momentos previos al choque y también después.

Claro que, también hay cajas negras que registran los datos de un viaje y pueden resultar interesantes para conocer los riesgos de la conducción, velocidad, civismo, conflictos habituales que surgen en la carretera…

¿Son una buena idea?

Realmente sí. La propia Comisión Europea afirma que estos dispositivos suponen una gran herramienta de investigación para monitorear o validar las nuevas tecnologías de seguridad, establecer límites de tolerancia humana (…).

Claro que, también pueden influir en el comportamiento del usuario al volante. Ya que el llevar este dispositivo puede condicionar la acción o la información para reducir las primas de riesgo.

Una alternativa a la ausencia de testigos

Una de las muchas ventajas de las cajas negras en los coches tiene que ver con que es una alternativa frente a la ausencia de testigos en el momento de un siniestros. Además, es completamente imparcial y no tiene errores: será capaz de mostrar todo lo que ha ocurrido tal cual ha pasado.

Son mucho más que unos espejos, sino que podrán determinar la auditoría de un accidente dentro del ámbito judicial. Porque permitirá conocer lo que ha pasado antes y después del accidente para así hacer una reconstrucción más fiel de los hechos.

Claro que, faltan por ver muchas cosas, como por ejemplo el tema de la privacidad, el tiempo que se guardarán los datos, cómo se usa la información de estos dispositivos, etc. No obstante, todo lo que sea invertir en la seguridad al volante, bienvenido sea.

Así que solo queda esperar unos cuantos años para ver como los nuevos vehículos de 2022 en adelante nos sorprenden con las cajas negras integradas. Un avance más que esperamos que se utilice de la manera adecuada.

¿Te gusta la idea? ¿O crees que es mejor seguir como hasta ahora?