La UE afirma que no se puede obligar a los políticos a prohibir el diésel

El salto del diésel a lo eléctrico está causando mucha polémica en algunos países, siendo España uno de ellos. Pero la polémica está más servida que nunca al conocer que la UE ha desvelado que no se puede obligar a los políticos a prohibir el diésel. ¿Qué nos están queriendo decir con esto?

Políticos no pueden prohibir el diésel

Desde el Tribunal de Justicia de la Unión Europea han afirmado que no se puede detener a políticos para obligar a prohibir los coches diésel. Pero, ¿de dónde sale esta información? ¿Qué hay detrás de todo esto?

Más concretamente, el Abogado General ha expuesto la negativa de cargos públicos del Estado de Baviera a cumplir con una resolución que puede dar lugar a consecuencias graves para la salud, la vida de las personas y el Estado.

Es el propio Henrik Saugmandsgaard Oe, Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), quién está detrás de estas conclusiones. El abogado afirma que no se puede recurrir a la detención de los cargos públicos por obligar a que adopten prohibiciones a la circulación de coches diésel, con el objetivo de cumplir con la resolución judicial anterior.

Esta ha sido la respuesta que el propio letrado ha dado a la pregunta realizada por el Tribunal Superior de lo Contencioso-Administrativo de Baviera (Alemania) sobre la negativa de las autoridades bávaras a cumplir con la resolución mencionada, donde se establecen prohibiciones de circulación para los coches diésel en algunas zonas de Múnich.

Estas prohibiciones, hay que decir que no son para nada un capricho o no están en la palestra por casualidad. Son zonas en las que ya hace años que se sobrepasan los valores máximos de NO2 fijados por la normativa europea. Es decir, el dióxido de nitrógeno se encuentra en las cotas más altas.

Sin embargo, el propio tribunal llegó a la conclusión de que la imposición de las multas no es suficiente para que Baviera cumpla con la resolución, dado que no supone una pérdida patrimonial para el estado, sino un ingreso en la caja.

Debido a que es un ingreso en la caja, el Tribunal Superior de lo Contencioso-Administrativo de Baviera le preguntó al TUE si los jueces debían adoptar cualquier medida necesaria para cumplir con las emisiones. Lo que podría dar lugar a aplicar una medida privativa de libertad.

Asimismo, ha añadido que aunque se consiga dicho objetivo (que estaría complicado) la privación de libertad de los cargos públicos sería un gesto con el que se vulneraría el derecho fundamental a la libertad. En estos momentos no hay una ley que sea clara y previsible.

Por lo tanto, se afirma que no se puede cumplir si se ataca a un derecho fundamental para la libertad por muy grave que sea dicho comportamiento por parte de los cargos públicos. Así es como están las cosas en Baviera en lo que a la contaminación y los vehículos diésel.

¿Cuál es la solución?

Por el momento, así es como están las cosas. Es cuestión de tiempo hasta que los usuarios empiecen a utilizar los vehículos eléctricos, sobre todo cuando sean más económicos y exista más variedad. Pero sin duda, es algo que preocupa mucho por los niveles de contaminación a los que se está llegando en algunos lugares.

El caso mencionado en el artículo, es un ejemplo de ello. Sin embargo, tampoco se puede restringir la libertad de los usuarios. Por lo que al final, es una de cal y otra de arena. Como decimos, cuestión de tiempo hasta que se arregle.

Este problema lo encontramos en muchos países, no solamente en Alemania. Sin ir más lejos, en ciudades como Madrid ya se está llevando a cabo esta restricción del tráfico o de ciertos vehículos antiguos.

Una medida que unos ven razonable pero que otros no consiguen entender, y que ven como un asalto a la libertad por no dejarles conducir con sus vehículos por ser más antiguos y/o por no poder permitirse la compra de uno nuevo.

No obstante, como te decimos, el problema de la contaminación y de las prohibiciones de los coches diésel en algunos puntos de la ciudad es algo con el que muchos países ya están lidiando. Es cuestión de tiempo.