La piscina te ayuda a ser mejor corredor

La piscina es una de las actividades deportivas más completas porque permite trabajar distintos músculos y, por lo tanto, fortalecer y quemar calorías. Pero, ¿sabías que te ayuda a ser mejor corredor?

Nada para correr mejor

El running es una de las prácticas de moda. Cada vez son más las personas que se inician en este asombroso mundo, para quemar calorías y salir de la rutina del día a día, dado que ayuda a llevar un estilo de vida saludable en todos los sentidos.

 Y es que, a la hora de practicar deporte, tenemos muchas opciones. Se puede ir a un gimnasio a hacer máquinas por nuestra cuenta, con ayuda de un entrenador personal o directamente no apuntarte para no gastar dinero y salir a correr si tienes un sitio apropiado para ello cerca de tu casa.

Pero si practicas running y te encanta, que sepas que podrías ser mejor si realizas otras actividades complementarias. Por ejemplo, como entrenamiento de fuerza, el yoga o el pilates son algunas de las mejores. Sin olvidarnos de la natación, que es una de las que mayores beneficios presenta.

Al hacer este tipo de actividades, se consigue una mayor movilidad en las articulaciones, así como una fuerza muscular mayor y también un core más fuerte. Por lo que, estas actividades y sobre todo la natación, son fundamentales para ser mejor corredor. Es mejor que las hagas como complemento.

Para todos los niveles

No importa si eres un corredor principiante o tienes muchísima experiencia. En cualquiera de los casos, la natación sigue siendo clave en tus entrenamientos y te puede aportar muchísimos beneficios como corredor.

Uno de esos beneficios, es aumentar la capacidad pulmonar. Aunque no te lo creas, practicando natación habitualmente te permitirá correr más tiempo y retrasar la sensación de fatiga, porque tus pulmones tendrán más capacidad para llevarlo lo mejor posible. No te cansarás tan pronto como antes.

Si el running es muy fuerte para ti, puedes combinarlo con entrenamientos de bajo impacto

Si se practica de manera ruda y no se tiene mucho conocimiento, experiencia o no se sostiene la forma física adecuada, el running puede acarrear consecuencias negativas para las articulaciones y músculos. Por ello, es fundamental tener una técnica adecuada y combinarlo con otras actividades, como un entrenamiento de bajo impacto.

Es por eso que te recomendamos la natación, porque es de bajo impacto y la puedes adaptar completamente a ti, a tus necesidades. Podrás realizar distintos ejercicios sin forzar las articulaciones, porque se emplea la resistencia del agua.

Y todo ello con la ventaja de que es un entrenamiento para todo el cuerpo, porque se trabaja también la zona media, para tener una buena postura cuando corramos. Además, en lo que respecta al tren superior, es importantísimo para los corredores.

Al practicar natación, también se realiza una coordinación de aspecto intermuscular e intramuscular, que presenta ventajas para el running. Con lo que se consigue mejorar en movilidad, estabilidad, agilidad, en la coordinación de los movimientos cuando corramos a distintas velocidades, etc.

Es una actividad muy divertida, entretenida y en la que también podrás establecer tus propias metas para nadar cada vez más deprisa o bucear de una esquina a otra más rápido. Pero sobre todo céntrate en nadar y en realizar distintas técnicas de natación y estiramientos sobre el agua.

Además, como el agua de la piscina o del mar te arropa, lo puedes practicar en cualquier momento del año. Durante el invierno tienes las piscinas climatizadas por si no quieres pasar frío y así conservar tu rutina de running y piscina.

¿Cuánta natación es necesaria?

Depende de tus posibilidades, necesidades o bien horarios. Por lo general, lo ideal es dedicar un día a la semana a la técnica de carrera, otro a entrenar la fuerza y otro a la natación. De esta forma, estarás muchísimo más preparado para practicar el running y mejorarás en todos sus aspectos.

Con muy poco tiempo que le dediques notarás la diferencia. Es una oportunidad importante que no puedes pasar por alto si quieres mejorar tus marcas y alcanzar tus metas. Así que si llevas tiempo atascado con el running, no consigues superarte y no sabes qué probar, es tu momento de que hagas natación.

¿Te animas a probarlo?