Japón cerrará lo que quedaba del servicio bipper

Con el paso de los años, algunas tecnologías van quedándose obsoletas hasta el punto de desaparecer. Algo así es lo que le ha ocurrido al servicio bipper, que Japón ha decidido cerrar por completo.

Japón cierra bipper por completo

Hace 30 años atrás, bipper era un accesorio imprescindible para los ejecutivos y hombres de negocio. Sin embargo, hoy en día raramente se utilizan.

Cada vez son más los países que están acabando con este servicio de comunicación. En el caso de Japón, Tokyo Telemessage ya ha dejado de ofrecerlo.

El fin de Bipper tiene mucho sentido, ya que cuando empezó las andadas tenía solamente en Tokio 1,2 millones de suscriptores en el año 1996. Sin embargo, en todo el país rondaba los 10 millones. Algo que queda lejos de los 1.500 suscriptores actuales.

El último suscriptor desde luego que pasará a la historia, porque Ken Fujikura aseguró que conservaba su bipper porque era la forma preferida de su madre para contactarlo. Como solamente su madre conocía el número del localizador sabía que el mensaje recibido iba a ser de ella, para saber si era algo urgente.

Pero el fin de bipper en Japón fue más extraño de lo que imaginas. Porque una compañía funeraria de Tokio instaló una carpa al lado de la estación de tren para que los usuarios pudieran dejar flores y mostrar su respetos al final del pokeberu; con este nombre se conocía al buscapersonas.

Es más, en una fotografía aparecía el mensaje de “1141064”, un código de localizador japonés que significa “te amamos”.

Y es que Japón, en este sentido es un país muy fiel, porque aunque hay grandes gigantes de la tecnología vinculados a este país, lo cierto es que es un país con viejas costumbres, donde lo viejo tarda en morir.

Para que te hagas una idea, en 2015 aún era común ver faxes o cintas de casete. No obstante, unas declaraciones sorprendentes llegaron por parte del ministro del gobierno, cuando afirmó que nunca había usado un ordenador.

¿Cómo funciona bipper?

Estos pequeños dispositivos al principio recibían pitidos pero con el tiempo se habilitaron para recibir mensajes de texto. Surgieron en los años 1950 y 1960, aunque se hicieron especialmente populares en los años 80.

Cada bipper o localizador tiene un número único, algo así como un número de teléfono. Por lo que se podía contactar entre unos y otros a través de estos códigos numéricos, ya que cada persona tenía uno.

No obstante, no siempre fue tan fácil utilizarlo, ya que al principio, para enviar un mensaje de texto había que llamar a la central y dejar un mensaje. El operador lo escribía a mensaje de texto. Luego fue automatizado por una máquina.

¿Quienes los utilizaban? Principalmente, trabajadores o estudiantes. ¿Aún se utilizan hoy en día? Hay clientes como médicos o trabajadores de servicios de salud que todavía los utilizan.

Pero además, también resultan prácticos en instalaciones militares o de energía nuclear. En estos lugares suele haber bloqueos y restricciones de señal, así como muros muy gruesos que hacen que haya menos cobertura. Por lo que son una opción fantástica para que pueda haber comunicación sin restricciones.

Pero además, otra de sus grandes ventajas pasa por la durabilidad de sus baterías. Esto hace que resulte especialmente práctica para bomberos o paramédicos; profesionales que reciben mensajes de alerta durante el día y necesitan una comunicación rápida y precisa para estar siempre comunicados.

Uno de los motivos por los que aún se utiliza hoy en día, tiene que ver con la cobertura de señal. Es mucho más fiable que la red celular tradicional y además, la radiofrecuencia de bipper no interfiere en el equipo médico.

Sin ir más lejos, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido en la actualidad todavía tiene en activo 130.000 localizadores. El motivo, como ya te adelantamos, tiene que ver con que es más confiable en los hospitales. No obstante, ya se avecinan cambios, porque se irán eliminando a partir de 2021.

Así que como ves, este servicio bipper todavía se sigue utilizando en el mundo aunque se estima que irá desapareciendo gradualmente a partir de 2021. Sin duda alguna, lo veremos. Lo que está claro, es que Japón acaba de dar el paso. ¿Qué te parece ?