Evita el asfalto si eres corredor novel

¿Estás empezando en el running? En ese caso, esto te interesa, porque si eres corredor novel lo mejor que puedes hacer es evitar el asfalto. Descubre por qué:

Por qué deberías evitar el asfalto en running si eres principiante

Practicar running es una de las actividades más a la orden del día en la actualidad. Sin embargo, eso no quiere decir que lo hagamos correctamente.

Al principio, siempre se recomienda ir de menos a más y hacer un calentamiento, para evitar lesiones y disfrutar de una mejor experiencia. Sin embargo, muchos corredores novel se tiran directamente a la piscina.

Su popularidad no es para nada casualidad, porque en poco tiempo permite quemar muchas calorías. Además, se puede practicar en cualquier parte: por la acera, por el monte, por la playa, etc. Claro que, es importante que nos paremos en este punto, para hacerlo bien. Entonces, ¿cómo hacerlo?

Si empiezas a correr, es mejor que evites el asfalto. ¿Por qué? Porque es una superficie que devuelve el 100% el impacto del pie contra el suelo, lo que hace que el aparato locomotor sufra de más (salvo que estemos acostumbrados). Por eso no es recomendable para empezar.

Por otro lado, tenemos superficies que son más idóneas para empezar a correr, dado que machacan mucho menos. Un ejemplo de ello es la tierra. Al ser más blanda, el pie se amolda mejor a ella y se absorbe mejor el impacto. Eso sí, es importante llevar siempre el calzado adecuado.

Claro que, el problema que tienen muchas personas, es que en su entorno tienen asfalto para salir a correr pero no tienen otras opciones. Por lo que, siempre es mejor ir con cuidado o intentar buscar zonas cercanas que nos den otras opciones. O incluso pensar la posibilidad de ir al gimnasio.

Sin embargo, es asfalto también tiene una serie de ventajas interesantes, porque por lo general es llano y no tiene ningún tipo de contratiempo. Es decir, en las zonas de césped, aunque puede resultar más agradable correr, podemos encontrarnos con rocas, piedras, salientes… y hacernos daño.

Digamos que en el asfalto se reducen las probabilidades de sufrir un impacto, Aún así, nos podemos hacer daño por otra parte. Por lo que es cuestión de ponerlo en la balanza y elegir, o bien probar en las distintas superficies. No obstante, los principiantes es mejor que lo eviten.

Lo que está claro, es que cuando llevamos muchos kilómetros recorridos lo notamos encarecidamente. Es en ese momento cuando somos conscientes de la superficie en la que preferimos salir a hacer running. Mientras que cuando se es novel son todo dudas y preguntas.

Por eso es importante que tengas en cuenta esto que te contamos, ya que si solo corres por asfalto y te pasas con los kilómetros podrías empezar a notar los efectos secundarios de esta superficie, como hacerte daño o causar lesiones sin ser consciente de porqué se están produciendo.

Empieza por superficies más blandas, como tierra

Nuestro consejo es que empieces por superficies más amigables, como en el caso de la tierra o por los parques que tengan una zona adecuada para salir a correr. Luego, poco a poco podrás hacer kilómetros por asfalto con total normalidad, para que el cuerpo se vaya acostumbrando.

No olvides que la ropa también es importante para sentirte agusto. Es mejor que lleves ropa apropiada para practicar running, con prendas transpirables y cortavientos o chubasquero dependiendo de la época del año.

El calzado también es indispensable, porque si llevas una zapatilla que no es apropiada o que te queda mal de talla podrías sufrir las consecuencias.

Asimismo, la dieta es fundamental. Lo ideal es que evites las comidas copiosas cuando salgas a correr. Es mejor llevar un estilo de vida saludable también este aspecto, disfrutando de comidas variadas pero sanas y ligeras.

Cuando salgas, lleva siempre contigo el móvil para estar localizado y, si lo deseas, una botella de agua, una bebida energética o algo de comer. Todo depende de cómo de largas sean tus salidas.
Esperamos que esta información te haya sido de ayuda y que empieces a practicar running de una vez por todas, de menos a más y evitando el asfalto, al menos mientras eres novel.