Esta empresa catalana ya interpreta lo que piensas

¿Te imaginas que existiera un dispositivo que pudiera interpretar lo que piensas? ¡La buena noticia es que ya existe! Es la empresa catalana, Visyon la que está detrás de esto y desde luego que la información es muy valiosa.

Visyon ya interpreta lo que estás pensando

El propio CEO y fundador de la compañía, Pere Pérez, afirma que en 3 años las diademas con sensores que interpretan lo que estás pensando serán algo común, completamente a la orden del día.

Esta tecnología no es de todo nueva, porque en 2016, algunos alumnos de la Universidad de Florida consiguieron controlar a los drones con la mente. E incluso realizaron carreras de drones para demostrarlo.

Es en el showroom de Visyon, en Barcelona, donde está uno de estos drones que pueden volar con ayuda de la mente. Un dispositivo impresionante.

Pero ahora, tenemos ante nosotros unas gafas de realidad virtual HTC con sensores de Neurable, una compañía que desarrolla herramientas de neuro tecnología. Éstas pueden interpretar la intención humana, medir las emociones y un control telequinético del mundo digital.

Claro que, no son las únicas empresas que están detrás de todo esto, las lentes de Tobii, compañía sueca, están dedicadas al control y seguimiento ocular.

Si juntamos todas estas piezas y según las declaraciones del CEO, dentro de solo 3 años toda esta tecnología será real y estará normalizada.

¿Cómo funciona?

Para entender bien su funcionamiento, tenemos que hablar de Brain Computer Interface (BCI); la conexión y comunicación entre cerebros cableados y dispositivos externos. Se fundamenta en que la máquina pueda realizar una acción concreta en base a un pensamiento o sentimiento.

Estos sensores cerebrales detectan distintas frecuencias que se corresponden con el estado de la mente. Aunque por ahora son básicas, seguirán avanzando en los próximos años, para que puedan hacer más cosas solos (es el objetivo).

Dentro de unos años, estos brain sensors ya no sólo detectarán nuestro estado de ánimo, sino que podrán ir más allá. Serán muchas sus aplicaciones para el día a día, por eso es fundamental investigar los sensores cerebrales.

También se podrían detectar las pupilas para complementar la información con los sensores. Y esto no es todo, porque también empezarán a trabajar en el desarrollo de interfaces que se podrán controlar con la mente.

Volviendo al sensor Neurable, éste funciona con seis sensores que tocan el cuero cabelludo y dos pinzas en el lóbulo de la oreja. Gracias a estos, se pueden registrar las frecuencias y extraer resultados para analizar. Por ejemplo, Visyon ya ha probado de lo que es capaz el dispositivo en las fábricas.

Desde 2018, la compañía ha estado testeando esta tecnología y haciendo distintos prototipos. Debido a ello, se puede conseguir un nuevo nivel de interacción para el usuario, para que pueda hacer otras cosas con la mente al mismo tiempo que conduce, por ejemplo.

Pero además, este último ejemplo práctico también permite comprender el grado de capacitación de la persona que está en la fábrica utilizando una carretilla. Porque si se nota ansiedad cuando cruza gente o cuando se realiza una maniobra difícil, podría significar que el profesional no está capacitado para llevarla.

Esta tecnología no es tan nueva ni futurista como parece

Lo cierto, es que si echamos un vistazo años atrás, nos encontramos con muchos ejemplos a su alrededor. Sin ir más lejos, en el mundo del cine. Pero además, en el año 1924 un psiquiatra, Hans Berger, descubrió la EGG en humanos, colocando electrodos en el cuero cabelludo y luego a un amplificador.

Debido a los patrones neuronales, los científicos pueden conocer el comportamiento del cerebro, para estudiar distintos problemas y avanzar. Incluso hasta el punto de poder implantar prótesis neuronales para hacer cosas impensables hace mucho tiempo atrás, cómo volver a ver, a oír o a mover la mano.

Muse

No es casualidad que en la actualidad ya tengamos opciones que sean capaces de leer el cerebro. Un ejemplo, es la diadema de Muse. Se puede comprar en la web de la compañía y funciona de manera sencilla: basta con colocarla delante de la frente para detectar el estado mental y reducir el estrés.

Focus Pocus

Pero Muse no es la única cosa que encontramos relacionada con estas tecnologías, también Focus Pocus. Es un juego para mayores de 7 años. La diadema permite entrenar la memoria, la meditación o la concentración a través de juegos variados que se realizan con la mente.

Teniendo en cuenta todos estos ejemplos, es prácticamente seguro que para el año 2022 o 2023 esta empresa catalana pueda interpretar lo que pensamos.