¿Es cierto que la gasolina puede limpiar el motor diesel de tu coche?

Circula un curioso y peculiar rumor acerca de que la gasolina puede limpiar el motor diesel de tu coche. Pero, ¿esto es realmente cierto? No queremos que sigas con la duda, así que te invitamos a que conozcas la respuesta:

La gasolina puede limpiar el motor diesel de un coche

En el entorno de los coches también tenemos mitos o creencias. Por ello, hay que aprender a distinguir los verdaderos de los falsos, sobre todo cuando está en juego la salud de nuestro vehículo. Entonces, ¿es cierto que la gasolina limpia los inyectores de los coches diésel? No, no es cierto. Es un mito.

Este “remedio casero” es completamente falso y no debe ampliarse nunca. Hay quienes afirman que poner un poco de gasolina en el depósito de un coche diésel limpia los inyectores. Pero eso no es verdad.

¿Cuando surgió este mito? Posiblemente con la aparición de los primeros coches diésel; ya que por aquel entonces solían aceptar distintos tipos de combustible, sin tantas restricciones como ahora. Por lo que por aquel entonces se hizo popular esta creencia, pero ojo, porque además tiene explicación “técnica”.

La explicación popular se fundamentaba en que la gasolina actúa como disolvente y tiene una gran capacidad de detonación, por lo que durante la fase de comprensión en la que el diésel encuentra la mezcla, los restos como la carbonilla se destruyen.

Es más, se ha llegado a decir que en algún motor diésel viejo podría funcionar. Pero no en los vehículos de hace unos años para aquí, ya que son más sensibles.

¿Qué pasa si le echas gasolina a un coche diésel moderno?

Si por equivocación lo haces, lo más probable es que los sensores del vehículo lo detecten y se encienda alguna alarma. Es más, el coche podría no arrancar o incluso romper el filtro de combustible. O incluso algo peor. Por eso es importante no hacer experimentos ni mucho menos “remedios caseros” y seguir las instrucciones que indica el fabricante.

Entonces, si esto no funciona para limpiar los inyectores del motor, ¿hay algo que funcione? Sí. Añadir a la mezcla un aditivo creado específicamente para la limpieza de los inyectores.

Si quieres quedarte más tranquilo, también puedes llevarlo al taller, ellos sabrán qué hacer y no tendrás que perder tiempo o dinero haciendo experimentos.

¿Qué pasa si al echar gasolina o diésel nos equivocamos?

También podría suceder esta otra situación; ir a repostar a una gasolinera y echar gasolina en nuestro coche diésel sin darnos cuenta.

Lo cierto, es que las mangueras diésel tienen una boca más ancha y, por tanto, no caben en los depósitos de los coches de gasolina.

Pero ojo, porque puede sucedernos lo contrario, echar diésel en un motor gasolina. Si nos damos cuenta de este error en el momento de repostar, es importantísimo parar cuanto antes. Por lo que si eso ocurre, no debemos arrancar el motor bajo ningún concepto, puesto que podría dañar muchos componentes del coche, como los inyectores o el catalizador.

En el caso de echar una gota de nada, no pasa nada, porque el coche arrancará igual aunque al principio notes algo raro. Pero lo mejor es no arriesgarse y llamar a una grúa para llevar el coche al taller.

Deberás explicarle al taller todo lo sucedido, para que limpien y revisen las piezas. Si todo ha ido bien, ninguna se habrá perjudicado. Claro que, el precio a pagar por la mano de obra revisando todas y cada una de las piezas posiblemente comprometidas no será precisamente barato.

Así que te recomendamos que te fijes muy bien cuando vayas a repostar. No importa que estés muy cansado/a o lleves muchas horas en la carretera, estés enfermo o tengas cien mil preocupaciones en la cabeza. Ten en cuenta que es por tu seguridad.

¡Comparte el artículo para que todos sepan que es una leyenda urbana!

Volviendo a lo que te comentábamos al comienzo del artículo, es importante que los conductores sepan que se trata de una leyenda urbana; que el resultado de echar gasolina en un motor diésel no puede ser bueno, sino perjudicial.

Y mucho ojo, porque el taller podría pasarnos una factura importante. Por eso es necesario saber que es un mito; y como tal no debemos hacerle caso.
Siempre que quieras limpiar los inyectores, compra un aditivo específico o acude al taller. Y ante cualquier mínima duda, verifica si la información que estás leyendo proviene de una fuente de confianza. Está en juego tu seguridad

Deja un comentario