Errores frecuentes al hacer la dieta del ayuno

El ayuno intermitente es una dieta donde se busca moderar el consumo de alimentos. La idea es tener un equilibrio con la abstención del comer. Pero es un ayuno que debe realizarse de manera progresiva, de modo que no tengas que padecer de mucha hambre. Es una dieta donde aprendes a controlar tu apetito.

Sin embargo, esta dieta de ayuno suele ser malinterpretada. Existen errores muy comunes a la hora de seguir este tipo de alimentación, lo que conlleva a que más temprano que tarde la persona abandone la rutina de la dieta. Y así, se genera la decepción de haber perdido tiempo intentando perder peso.

En esta ocasión, vas a conocer algunas de las pautas que debes respetar para que la dieta intermitente pueda concretarse de la mejor manera y puedas tener un excelente proceso de ayuno, sin errores.

Error # 1: no planificar el ayuno

Este es el más común de todos. La dieta intermitente debe planificarse para identificar adecuadamente que días sí y que días no ayunar. Cuando no se lleva un registro de la alimentación, es muy común caer en el desequilibrio, no solo metabólico, sino incluso mental.

No se trata simplemente de pasar hambre determinados días elegidos al azar. Hay que mantener el equilibrio entre los días donde no tengas que hacer demasiado esfuerzo de energía o actividad física, con aquellos donde vas a estar más tranquilo.

Así no habrá desgaste energético.

Error # 2: no considerar la alimentación a seguir

Este es uno de los errores más comunes. También es necesario que tengas en cuenta cuantas calorías vas a comer y cuantas dejarás de lado. La idea es que puedas tener una idea de qué alimentación saludable vas a recibir, para compensar la ausencia de alimentación en otros días.

Esto implica un estudio claro de una alimentación balanceada, para así mantener el equilibrio que debe existir entre el comer y no comer.

Error # 3 : no tener en cuenta a los macronutrientes

En una dieta de ayuno, los macronutrientes son aquellos que mayor energía otorgan al cuerpo. A menudo, una persona con poca formación en dietas y ayuno deciden considerar estos alimentos como demasiado pesados para el cuerpo y la digestión.

En este caso se habla de macronutrientes como lo es la proteína, el aceite de oliva, los aguacates, entre otros.

Error # 4: expectativas demasiado enormes

Finalmente, el otro gran problema de la dieta de ayuno se encuentra en tener ambiciones demasiado grandes sobre el resultado final. La dieta intermitente se caracteriza por la moderación, por el tener paciencia y aprender a controlar tu cuerpo para eliminar el exceso de comida.

Pero cuando se aspira demasiado alto y se desea alcanzar en corto tiempo resultados muy notables, el resultado es contraproducente. Tu cuerpo no logrará asimilar lo que le estas proponiendo. En lo que hay que fijarse es en los logros a corto plazo, para así entender la magnitud y beneficios que ofrece esta dieta.