El ayuno intermitente como posible práctica saludable

Se ha hablado mucho del ayuno intermitente. Pero, ¿es saludable? Son muchas las prácticas que circulan por Internet y que de algún modo nos ayudan a perder peso rápido. Claro que, antes de llevarlas a cabo, debemos consultar si son seguras.

Ayuno intermitente: ¿es saludable?

El ayuno intermitente es la “dieta” de moda. Cada vez son más personas que la hacen. Cómo imaginas, su significado es su propio nombre, porque consiste en un ayuno intermitente de 16 horas. Es decir, estás durantes 16 horas seguidas sin comer nada. Pero, ¿es bueno o malo para el organismo?

Lo cierto, es que el ayuno intermitente no es una dieta como tal. Es más bien un patrón de alimentación, donde la ingesta de alimentos se concentra en una parte del día. Una parte que además puede variar según las necesidades de cada uno.

Puede ser de distintos tipos, como por ejemplo de 16/8 y de 12/12. ¿La diferencia? En el primero no ingerimos nada durante 16 horas y en las 8 restantes comemos. Mientras que el segundo, no ingerimos comida durante las primeras 12 horas y sí durante las siguientes 12 horas.

Se puede hacer, pero para hacerlo es fundamental seguir unos estrictos pasos. Durante el período de tiempo en el que podemos comer, debemos comer todas las calorías y nutrientes que nos hacen falta en el organismo, dependiendo de la persona.

¿Posee beneficios?

Lo cierto, es que ayuda a mejorar la microbiota intestinal, contribuye a la mejora de los niveles de glucosa y también es bueno para la pérdida de peso y re-composición corporal. Siempre y cuando se haga bien y se cuide la calidad y la cantidad de las calorías y de los macronutrientes que se consumen.

Entre los demás beneficios, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades crónicas, presión sanguínea, triglicéridos, aumenta la producción de Hormona del crecimiento y mejora la sensación de apetito.

¿Está pensado para todo el mundo?

Lo cierto es que no. No es adecuado para todas las personas. Es más, antes de dar el paso, es importante hacer unos análisis y/o preguntar al médico, para que nos dé su opinión sobre si podemos hacerlo.

¿Es fácil de llevar a cabo?

No. Hay que tener muchísima fuerza de voluntad. Ten en cuenta que son muchas horas seguidas sin comer, donde solo puedes ingerir agua. Por lo que tendrás que tener muchísima fuerza de voluntad si quieres conseguirlo.

Hay personas que se despiertan, evitan desayunar y comer directamente sobre las 14.00 horas de la tarde. Luego meriendan y finalmente cenan a eso de las 21:00 – 22:00 horas. Luego, entre las 22:00 y las 14:00 horas del día siguiente no pueden comer nada más. Digamos que, es como mejor se lleva, aunque cada persona puede adaptarlo a sus horarios de trabajo y necesidades.

El ayuno intermitente de 12 / 12 es más fácil, porque puedes evitar comer en las 3 horas previas a irte a dormir y durante las 8 horas que duermes tampoco comes, si esperas 1 hora más al levantarte para comer, estarás esas 12 horas seguidas sin comer nada. Se lleva mejor.

Entonces, ¿es bueno? ¿Debería probarlo?

Si partimos de que nuestros antepasados ayunaban durante largos períodos, lo cierto es que no es que beneficie o perjudique al cuerpo. Digamos, que se puede adaptar a este nuevo modo de vida.

Normalmente, comemos cuando tenemos hambre y el cuerpo entra en modo “supervivencia” si no ingiere calorías, dado que empieza a comer la proteína del músculo. Eso sucede en las primeras 60 horas sin comer.

Claro que, este ayuno intermitente, no dura tanto. Digamos que, si se respetan los períodos controlados, posee beneficios abundantes.

Pero, ¿y si no se respeta? En ese caso, podrían producirse serios problemas en el organismo: disminución de la leptina, de la tasa metabólica, de la actividad de la glándula tiroides, de la testosterona, aumento del cortisol, de la ghrelina, de la sensibilidad a la insulina, etc. Poca broma.

Si se sigue bien, puede resultar beneficio. Pero como te decimos, es fundamental que antes de dar el paso lo consultes con tu médico. Si estás convencido, necesitas elegir el tipo adecuado en base a ti:

Principales tipos

Aunque hay muchos, estos son algunos de ellos:

  • LeanGains: consiste en ayunar 16 horas y comer durante 8.
  • Eat Stop Eat: 2 días de ayuno completo alternos a la semana.
  • Dieta del guerrero: ayuno de 20 horas y 4 horas para comer en una única comida. El resto solo fruta y verdura.
  • A voluntad: también se puede seguir a voluntad. Se puede probar a ver qué tal y si el cuerpo responde bien, se puede ayunar de vez en cuando.

¡Esperamos que te haya servido la información!