Cuida tu piel de melanomas mediante tatuajes

¿Y si descubrieras que los tatuajes pueden ayudar a prevenir el cáncer de piel y otras enfermedades relacionadas? Según el nanotecnólogo Carson Bruns podríamos estar ante algo más que un dibujo estético, porque sus tintas que reaccionan con el entorno natural podrían abrirnos paso a una tecnología del futuro.

Los tatuajes podrían ayudar a prevenir el cáncer de piel

Antes de nada, ¿quién es Carson Bruns? Estamos ante un científico, escritor y artista que ha dado mucho de qué hablar por sus recientes investigaciones. Y es que, hoy en día, es uno de los nanotecnólogos más importantes del mundo.

Detrás de Carson Bruns hay muchísimas horas de trabajo y no solo eso, sino que además es quien ha creado unas tintas especiales que permiten a los tatuajes cambiar de color frente a ciertos estímulos del entorno.

Por medio de la neurociencia, el científico puede crear nuevos materiales y también tecnologías que permitan llevarnos un estilo de vida más saludable por medio de los tatuajes.

¿De dónde proviene esta idea?

Sin lugar a dudas, en la idea ha tenido mucho que ver Ötzi. Estamos ante la momia más antigua de la que aún se conserva su piel y que data de hace 5.300 años. Alrededor de su piel hay más de 60 tatuajes negros y, tras diversos estudios, los científicos aseguran que podrían haber sido utilizados a modo de terapia. Como algo similar a lo que es hoy la acupuntura.

En las investigaciones se determinó que los tatuajes de Ötzi están hechos de hollín. Es un carbón negro que resulta de las chimeneas. Lo curioso, es que en 5000 años nada ha cambiado, porque se sigue empleando hoy. Solamente ha avanzado en el terreno de los colores y/o formas de hacerlos.

Tras analizar todo esto, Carson Bruns llegó a la conclusión de que esta tecnología de tatuajes también necesitaba un cambio, una evolución. Por ello, se preguntó cómo podría mejorar el mundo del tatuaje mediante la nanotecnología. Tras meditar un poco, cayó en que los tatuajes podrían ser los reveladores de un posible cáncer de piel o de cualquier otra enfermedad.

Carson Bruns decidió crear junto a su equipo una tinta sensible a los rayos ultravioleta que cambia de color cuando la energía impacta sobre ella. Y podría ser una de las maneras más avanzadas de prevenir un posible cáncer de piel.

Una vez creó esta tinta, decidió probarla sobre sí mismo, siendo su propio conejillo de indias. Para ello, tatuó un par de puntos en su brazo. Luego, los expuso al sol y vió que aparecían manchas azules. Eso le indicaba que era el momento de echar crema. Por lo que, al utilizar crema, los tatuajes no volverían a cambiar de color hasta que fuera necesario volver a echar crema.

Gracias a esta tinta, las personas que lleven tatuajes podrán saber en tiempo real cómo es la exposición ultravioleta. Porque el sol es uno de los causantes del cáncer de piel o de otras enfermedades en la dermis. Es más, según Adrián Alegre Sánchez, especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica por el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, “un gran porcentaje de casos de cáncer cutáneo puede prevenirse evitando la exposición a radiación ultravioleta”.

Esta exposición a radiación ultravioleta sin el uso de cremas es el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer cutáneo. Por lo que, con esta propuesta en cuanto a tinta para tatuajes se podrían prevenir.

¿Esta tinta “inteligente” es viable?

Por el momento, no se sabe si esta tinta presenta algún tipo de inconveniente para la piel. Lo que sí, es una inversión mayor respecto a la tinta convencional. Claro que, si salva vidas, el dinero es lo de menos. Por lo tanto, sí podría ser viable.

Antes de dar una respuesta definitiva es importante esperar para conocer su grado de salubridad. Pero si todo fuera bien, se podría producir este tipo de tinta, porque seguramente muchos tatuadores la utilizaran como alternativa.

Lo que está claro, es que es más que una tinta inteligente para tatuajes, sino que es un uso más de la nanotecnología y nos quedan muchas innovaciones por ver.

¿Qué te parece? ¿Te atrae la idea? ¿Te pondrías este tipo de tatuajes solo para evitar un posible cáncer de piel?