Cómo optimizar tu conducción dependiendo del modo de tu coche

Con el paso de los años y los avances de la tecnología, la conducción se está volviendo más cómoda, inteligente y segura. Por lo que, llegados a este punto, es normal que te estés preguntando cómo optimizar tu conducción dependiendo del modo de tu coche. ¿Te interesa? ¡Veamos cómo lograrlo!

Optimizar la conducción según tu coche

Las nuevas tecnologías nos permiten disfrutar de una conducción más sencilla, cómoda y segura. Para ello, existen los distintos modos de conducción de los nuevos vehículos, que nos permiten hacer multitud de cosas al volante.

Por medio de los modos de conducción, podemos transformar la experiencia al volante llevándola hacia otro nivel, para optimizar los tiempos. Pero, ¿cómo? ¿Por dónde empezar?

En la actualidad, cada vez más vehículos pueden ser configurados en base a las preferencias del conductor. Digamos que, permiten hacer multitud de cosas a distancia como regular los asientos, los espejos, adaptar la temperatura, etc. Pero también es posible ir más allá ajustando la dirección, los frenos, la suspensión o muchos otros parámetros.

Claro que, para exprimir el vehículo, es importante conocer los modos de conducción según la situación. Estos modos influyen sobre los sistemas para facilitar la conducción en algunas situaciones y también mejorar la experiencia.

Modo Confort

Normalmente, por defecto tenemos el modo Confort. No es de extrañar que, como bien indica su nombre, permite una sensación de comodidad muy agradable. De tal forma que los controles son sencillos y el vehículo va estable.

¿Cuándo utilizar el modo Confort? Normalmente, se considera adecuado para los trayectos largos, es decir, por autovía o por autopista. El motivo, es que son trayectos que por lo general cansan y este modo ayuda a evitar el cansancio y que el viaje se vuelva más relajado y ameno.

Otra de las ventajas del modo confort en los vehículos, es que sostiene un equilibrio entre potencia y consumo.

Modo Dynamic

Si avanzamos un poco de nivel nos encontramos con el modo Dynamic. Es el modo de conducción pensado para obtener la máxima potencia del motor en el menor tiempo posible. Es decir, para situaciones límite como adelantamientos rápidos.

Con este modo, el coche se sumerge en un comportamiento más deportivo y responde antes en el momento en el que pisamos el acelerador. Por tanto, los cambios de marchas son más rápidos.

Tiene otras ventajas, como que la dirección es más precisa y la suspensión más dura. Además, el vehículo se pega más al suelo y se bajan las oscilaciones en las curvas. Por lo que también es muy adecuado para su uso en las curvas pronunciadas.

Así que, para situaciones donde quieras que el coche responda ya, Dynamic.

Modo Eco

El modo eco en los coches no tiene muchas sorpresa. Como bien indica su nombre, es un modo de conducción más eficiente y que está pensado para ciudad.

En el caso de este modo de conducción eco, lo que hace es activar la función de arranque/parada y disminuye los ajustes de la climatización, entre otros. También activa el sistema de marcha por inercia, Eco Coast.

Cómo imaginas, el objetivo es ahorrar combustible y emisiones, algo que deberíamos hacer todos en los tiempos que corren. Así que, siempre que te tenga sentido, no dudes en activarlo.

Modo OffRoad

También queremos hablarte del modo OffRoad. Aunque su nombre te suene extraño, es el ideal para conducir por los terrenos que se encuentran o fuera de la carretera o bien en mal estado; porque este modo aumenta la tracción del coche al máximo.

Al activarlo, el vehículo se ajusta de tal forma que responda mejor frente a las pistas llenas de baches, caminos de piedras o suelos de lava, para que nada nos frene ni surjan contratiempos.

Por lo que, si sueles ir por pistas en mal estado o, cuando eso ocurra, actívalo.

Modos Pure, Power e Hybrid

Por último, tenemos otros modos pensando en los coches híbridos / eléctricos.

El modo Pure está disponible para la versión híbrida enchufable. Es el recomendado para trayectos del día a día.

En el modo Power el motor de gasolina y eléctrico trabajan al mismo tiempo para dar una respuesta rápida y precisa.

Sin embargo, en el modo Hybrid se elige entre el motor de gasolina, eléctrico o bien una combinación de ambos.Al conocer estos modos de conducción podrás sacarle más partido a tu vehículo. De esta forma, nos acercamos más hacia esa conducción a medida