Cómo entrenar correctamente tus hombros

Muchas personas cometen errores a la hora de entrenar distintas partes del cuerpo. Por ello, queremos ayudarte a entrenar correctamente tus hombros, de tal forma que puedas realizar un entrenamiento eficaz y seguro.

Cómo entrenar los hombros sin cometer errores

El hombro es una de las articulaciones que más interviene en los distintos movimientos que hacemos con los brazos. Por esta razón, es fundamental que el entrenamiento se haga siempre de la manera adecuada, para evitar cualquier posible dolor o sobrecarga.

Uno de los principales errores que se cometen es elegir mal la carga. Los músculos del hombro son pequeños, por lo que el nivel de carga que pueden levantar no debe ser muy grande, ya que de hacerlo podríamos sufrir una lesión.

Además, el ejecutar mal los movimientos, podría dar lugar a vicios y posibles lesiones, porque otro de los errores habituales que se cometen es colocar mal los brazos. Lo mejor, es realizar un movimiento natural, colocando los codos ligeramente doblados, pero no rectos. Asimismo, los antebrazos deben ir por debajo del codo en los distintos movimientos que se realicen.

Tampoco es recomendable inclinarse al levantar la carga. Es un error que afecta negativamente a la espalda, porque podría convertirse en una costumbre y, con el tiempo, dolores y sobrecarga en la espalda. Por lo que el tronco no debe entrar en acción, sino que la concentración de los movimientos debe estar en el hombro.

Sí no es posible controlar ese balanceo, lo más recomendable es buscar apoyo en una pared o sentarse en un banco; de esta forma se podría mantener la postura y se evitará dañar la espalda. Claro que, sentado en el banco tampoco se debe arquear la espalda. Lo mejor es apoyar previamente toda la espalda al mismo tiempo que se contraen los abdominales.

Si el movimiento de arquear la espalda se convierte en inevitable, puede que esté muy asociado al exceso de carga que se quiere trabajar. Por lo que en ese caso, habrá que volver al punto 1 y utilizar un nivel de carga adecuado. Es uno de los errores más habituales, por eso insistimos.

Aunque mucho ojo con esto, porque trabajar una carga compartida entre ambos hombros no es una buena idea. Lo mejor es que hacer ejercicios con cargas independientes en cada hombro y con la misma intensidad. De esta forma, ningún hombro tendrá más fuerza que el otro.

Realizar sesiones de entrenamientos maratonianas es otro de los errores habituales que se tienden a cometer. Porque al ser músculos pequeños, el entrenamiento no puede ser igual que si entrenamos otros grupos musculares mayores. De hacerlo podríamos lastimarnos.

Es mejor que tengamos un día para trabajar el hombro, para mantenerlo alejado de otras rutinas y que no interfieran en la intensidad o peso. De esta forma, podremos dejar que los músculos se recuperen y la ejecución sea mejor.

En cuanto a la velocidad, suele ser otro de los principales errores. Cuando se utiliza mucha carga, los movimientos que se realizan son más rápidos y la concentración muscular es menor. Por lo que es mejor que la velocidad sea lenta y se concentre la tensión en los músculos de los hombros.

Empieza siempre de menos a más

Por otro lado, al principio es normal que no puedas levantar la misma carga con ambos hombros. Siempre hay uno que “lleva la voz cantante”. Pero con estos entrenamientos conseguirás que se produzca un equilibrio entre ambos, por lo que con el tiempo, al ir incrementando la carga, conseguirás excelentes resultados.

Asimismo, en los entrenamientos es importante que te mantengas hidratado, que sigas un estilo de vida saludable con buena comida y también que duermas las horas necesarias. De este modo podrás rendir más en cada entrenamiento.

Conclusión

Es muy importante que tengas en cuenta estos consejos para entrenar correctamente tus hombros. Ten en cuenta, que necesitas utilizar la carga adecuada para poder realizar una correcta ejecución, siguiendo un nivel de intensidad adecuado y evitando sobrecargas o lesiones, sin arquear la espalda.

Si cuidas la calidad del ejercicio verás que consigues mejores resultados. Porque seguir una rutina adecuada es clave para alcanzar cualquier meta u objetivo sin sufrir lesiones por el camino.Esperamos que estos consejos para entrenar correctamente tus hombros te hayan sido de gran ayuda, así como resultado interesantes