Como eliminar las agujetas y el dolor muscular

Las agujetas suelen presentarse en el cuerpo cuando realizas mucha actividad física. O mejor dicho, cuando tu esfuerzo físico es realmente intenso. Ya que en dicho caso, se generan micro-roturas en la zona de las fibras musculares, generando así el dolor.

Pero, ¿Qué remedios existen para afrontar semejante dolor? En el momento existen varias soluciones, aunque más que estrategias para erradicar el dolor, la mejor opción es tener una nutrición adecuada. De esa manera, tu cuerpo estará más apto para representar una mejor resistencia física.

Los nutricionistas suelen recomendar el consumo de avellanas y frutos secos, que tienen un alto nivel de calcio. Este consumo debería realizarse desde antes de la actividad física y después de esta misma. Igualmente, siempre se recomienda el realizar estiramientos y calentamiento.

No sobra recordar que precisamente el calentamiento muscular es lo que permite que la circulación de la sangre sea más adecuada, favoreciendo así la actividad de los músculos. Ahora bien, en materia de remedios exactos para aliviar el dolor de las agujetas, he aquí algunas opciones:

Consumo de proteínas

Alimentos como el plátano, el jamón serrano o los yogures pueden darte una gran ayuda para fortalecer tu fibra corporal.

Limonada con bicarbonato

Otra de las grandes opciones es el consumo de esta receta. Uno de los remedios más eficaces y que por cierto, tienen un excelente sabor. Para ello, debes aplicar una cucharada de azúcar, más jugo de limón y bicarbonato. Todo esto, en un litro de agua. Cuando salgas a ejercitarte, ve consumiendo esta bebida.

Naranja y piña

Otra de las bebidas fuertes que funcionan como catalizador del dolor y también como prevención para las agujetas, se encuentra en mezclar naranja con piña. Ya que ambos productos poseen Vitamina C y Bromalina, respectivamente, lo que aporta a la calidad de la fibra muscular.

Agua y hielo

Ahora bien, si eres víctima de las agujetas, una excelente opción se encuentra acudir al hielo. La idea es desinflamar y por eso, se sugiere acudir a una bolsa de plástico y ubicarla sobre el lugar donde se presenta el dolor.

Baño de tomillo

Otro de los remedios tradicionales se encuentra en el tomillo. Para ello debes hervir un litro de agua junto con un puñado de tomillo. Luego, mezcla esta infusión junto con la mezcla de agua caliente de tu bañera. Así, podrás sumergirte y relajarte, mientras el efecto del tomillo erradica todo el dolor.

Masaje con aceite de lavanda

Finalmente, otra de las grandes opciones se encuentra en masajear la zona del dolor con aceite de lavanda. Solo 5 gotas de este aceite, sumado a una cucharada de aceite de oliva, serán suficientes para ayudarte a despejar cualquier molestia muscular