Cómo elegir un equipo hi-fi asequible para tu casa

¿Quieres comprar un equipo hi-fi para tu casa con una relación calidad-precio fantástica? En esta guía te ayudamos a elegir, para que hagas la mejor compra posible y disfrutes de un sonido de alta fidelidad por poco dinero.

Cómo elegir un equipo hi-fi bueno y barato

La alta fidelidad a menudo se asocia a un precio elevado, ya que estos productos con el paso de los años se han vuelto un tanto elitistas. Sin embargo, en el mercado actual es posible encontrar variedad a buen precio. Claro que, hay que saber qué tener en cuenta.

Hoy en día encontramos marcas tan populares como conocidas como pueden ser NAD, Cambridge Audio, Opera, Rotel, Jelco o Hana, entre otras, que permiten que configuremos equipos de alta calidad a precios razonables.

Veamos cómo elegir paso a paso los componentes de calidad y baratos:

Fuente

La calidad de la fuente va a condicionar el sonido que ofrecerá el equipo. Por eso es importante elegir una buena fuente. Pero qué es mejor, ¿digital o analógica?

El control digital es más flexible, ya que las fuentes de alimentación por lo general se pueden apagar y encender remotamente, facilitar la calibración, proporcionar monitorización de los datos, etc. Claro que, aunque posee muchas ventajas, puede ser excesivamente complejo, ya que se necesita de un DSP con un software sofisticado y sin conocimientos puede ser difícil de implementar.

El control analógico se lleva utilizando desde hace muchísimos años. Son fuentes estables y con menos fallos, por lo general. Pero más limitadas, menos flexibles. Digamos que los parámetros se definen en la fase de diseño y ya no se pueden cambiar. Entonces… ¿qué elegir? Todo depende de lo que busques.

Amplificación

El siguiente punto a tener en cuenta es la amplificación. En este punto también hay dos opciones, comprar un conjunto de preamplificador y etapa de potencia estereofónica / o dos monofónicas o bien un amplificador integrado.

El conjunto es una solución más interesante porque permite separar los canales y disponer de una relación de señal/ruido más alta. Claro que, el precio a pagar es mayor respecto a los amplificadores integrados.

Las cajas acústicas

Las cajas acústicas tienen tres elementos importantes que debemos considerar al momento de comprarlas: el recinto, el filtro divisor de frecuencias y los altavoces.

En este punto, podemos decantarnos por soluciones de Bowers & Wilkins, Dynaudio, Raidho, Opera, Usher, PMC, Focal, Audiovector, ATC, Monitor Audio, ProAc, Sonus Faber o Martin Logan, entre otros.

Cableado y filtro de red

El tema del cableado y filtro de red también es importante para lograr un equipo de alta fidelidad. Es importante cuidar este apartado pero tampoco sin pasarnos, ya que al fin y al cabo son lo que son.

Si buscas marcas con cables de calidad y a precios asequibles, te recomendamos echar un vistazo a Van den Hul, Audioquest, WireWorld o Supra, entre otras. Son de lo mejor en relación calidad-precio.

Software de reproducción

Dejando el apartado de hardware a un lado toca centrarse en el software, ya que debe ser el adecuado para disfrutar de un buen sonido tras el equipo hi-fi que acabamos de crear.

En internet encontramos con distintas opciones para Windows y Mac, tanto gratuitas como de pago y de buena calidad. En el caso de Windows, JRiver Media Center, Foobar2000 y JPLAY son de lo mejor. Para macOS recomendamos Audirvana Plus, BitPerfect o Amarra. Entre otros.

En el caso de los gratuitos, siempre puedes probar uno y si no te convence probar con otro, ya que no perderás nada. Además, cada usuario es un mundo a la hora de elegirlos. Y si lo prefieres, un software de pago igual es la guinda del pastel. Revisa también si puedes acceder a períodos de prueba gratis para salir de dudas.

Formatos de audio

Por último, ¿qué hay de los formatos de audio? Debemos determinar si se trata de música PCM (sin comprimir o comprimida con o sin pérdida de calidad) o DSD (comprimida y sin comprimir). El primero es el que se usa en los CD’s. Por lo que es importante dejar a un lado los formatos como MP3, WMA y M4A (AAC).

El sonido de alta fidelidad se encuentra en los WAV y AIFF, que son formatos de codificación de PCM pero que no sufren compresión.

Herramientas de streaming

En cuanto a las herramientas de streaming, por lo general ofrecen música comprimida con pérdida de calidad. pero hay servicios como Spotify Premium, Google Play Music, Deezer Premium y TIDAL que ofrecen una calidad mayor a 320 kbps. Apple Music lo hace a 256 kbps. Por otro lado, Spotify Free, SoundCloud o YouTube se quedan en 128 Kbps.

Siguiendo estos consejos conseguirás un equipo hi-fi de calidad y económico para tu hogar. ¡Esperamos haberte ayudado!